Brahmi

Cuando hablamos del Brahmi, hablamos de una planta con grandes propiedades para nuestro cabello y cuero cabelludo.

Gracias a sus funciones fungicidas y bactericidas, mantendremos los folículos pilosos saludables, lo que permitirá que el cabello crezca fuerte.

También nos aporta gran cantidad de nutrientes al cuero cabelludo, se le conoce como tónico capilar, ya que estos nutrientes no solo alimentan los folículos, si no que también los mantienen frescos para que crezca con fuerza.

Otro de los problemas que solemos tener en el cuero cabelludo es la caspa, ya sea por falta de grasa o por exceso de ella, está presente en la mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas, con esta planta podemos evitar su aparición y tratarla si ya padecemos el problema, gracias a esos nutrientes que aporta, nuestro cuero cabelludo estará hidratado, previniendo así la caspa que se ocasiona por falta de sebo, y a su vez, regula el exceso de grasa y con un uso continuado conseguiremos que la producción de sebo se regule, eliminando así la caspa que este produce.

¿ Tus puntas se abren con facilidad? una mascarilla mensual con Brahmi hará que estas se mantengan fuertes y no se quiebren, esto se debe a que crea una fina película alrededor de nuestro cabello que no solo lo protege, si no que además le aportará brillo y volumen.


Podemos aplicar el Brahmi de varias maneras, bien en infusión, en forma de mascarilla o en aceite.

Infusión de Brahmi

Es muy sencillo, solo necesitas añadir el polvo en un recipiente y agregarle agua hirviendo, lo tapas(este paso es importante para que los aceites esenciales que suelta no se evaporen) y lo dejas reposar hasta que se enfríe, una vez frío lo cuelas y ya puedes utilizarlo como ultimo enjuague.

Mascarilla

Antes comentaba que se podía realizar una mascarilla mensual para mantener las puntas cerradas, su elaboración es muy sencilla.

La manera más básica, pero no por ello menos efectiva, es mezclar el polvo con agua caliente hasta conseguir una crema y repartirla de raíz a puntas. Pero esta preparación se puede enriquecer con aceites, sustituyendo el agua por infusión o incluso por leche de coco.

A mí me gusta dejar reposar todas las mascarillas hora y media.

Aceite de Brahmi

Ya he hablado varias veces de la importancia de los aceites en la rutina, bien pues vas a hacer tu propio aceite de Brahmi, su elaboración es muy sencilla, y hay dos maneras de hacerlo, una más larga que otra.

  1. Maceración en caliente

Si tienes prisa lo mejor es hacer una maceración en caliente, aunque si es cierto que no obtendrás sus propiedades de la misma manera. Pon en un recipiente, que posteriormente puedas llevar a baño María, 4 cucharadas de brahmi y añádele 150ml del aceite de tu elección, por supuesto puedes hacer una mezcla de varios, llévalos a baño María con un fuego lento durante dos horas, removiendo cada media hora. Una vez pasado el tiempo apaga el fuego y deja enfriar antes de colarlo.

  1. Maceración en frio

Es mi favorita, es verdad que hay que esperar 40 días para tener nuestro aceite pero en este tiempo conseguirás extraer todas las propiedades que nos ofrece la planta.

Las cantidades de los ingredientes son las mismas, 4 cucharadas de polvo por cada 150 ml de aceite, de nuevo el que más te guste, lo introduces en un recipiente de cristal y lo dejas reposar durante 40 días dentro de un armario, agitándolo al ser posible diariamente, pasado el tiempo lo guardas en un bote de cristal y listo para usar.


Siempre es un buen momento para utilizar esta planta, pero ahora con el otoño a la vuelta de la esquina es el momento perfecto.


Banner Kemio Argán
close

8 comentarios en “Brahmi”

Responder a ChiaraCurlyHair Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra