Cabello dañado por el verano

Puede que sientas el cabello muy seco, que se enreda mucho, que tus puntas son más finas o incluso que se ha aclarado un poco.

Son consecuencias del verano, más concretamente del sol, el sol oxida el cabello sobre todo si se combina con sal o cloro, y esto debilita nuestra hebra.

Cuidando nuestro cabello es más probable que esto no nos ocurra, pero si tenemos un cabello fino, decolorado, o estamos muchas horas diarias expuestos al sol, lo más probable es que a esta altura del verano ya se resienta.

Algo que funciona muy bien para devolverle la salud al cabello son los aceite o mantecas. Gracias a la grasa que nos aportan.

Y es que es sabido que las mujeres de la India llevan miles de años aplicando aceite a sus largas melenas de manera asidua, y ya sabéis las melenas que siempre lucen, fuertes y frondosas.

Los aceites son ricos en vitaminas, son antioxidantes, nutren la melena desde el interior, retienen la humedad durante más tiempo, aportan brillo y ayudan a que las puntas no se abran.

En el mercado hay mucha variedad de aceites y mantecas y os he hablado de ellos en varias publicaciones y también tienen un hueco importante en mi libro, mis favoritos sin duda son:

  • Manteca de mango.
  • Aceite de semilla de uva.
  • Aceite de almendras.
  • Manteca de karité.

Son los que nunca faltan en casa, y sus usos no solo se limitan al cabello, para el cuerpo también son perfectos! por lo que amortizamos mejor el producto.

Para usarlos hay diferentes maneras, ahora después del verano, mi recomendación es que la noche antes del lavado lo apliques de raíces a puntas y lo dejes actuar toda la noche, en este tiempo el cabello absorberá sus propiedades y al lavar, retirarás todo el exceso de producto, un buen lavado y el cabello no quedará grasoso ni pesado.

Puedes usarlos de manera individual o mezclar varios, a mi me gusta mezclar mantecas y aceites, la combinación de manteca de mango y aceite de semilla de uva me encanta, al aclararlo noto inmediatamente la suavidad, y una vez el cabello lavado, queda brillante, suave e hidratado, noto que los rizos se me forman mejor.

Un consejo a la hora de aplicarlo es que te tomes tu tiempo, que lo apliques por mechones y si hay algún mechón que parece que no absorbe el aceite…insistas en el hasta que quede impregnado, siempre tenemos zonas por nuestra melena más resentidas.

Puede darse el caso que al aplicar el aceite tus puntas parezcan secas, eso es que el aceite en cuestión no le gusta a tu cabello, los aceites que te he nombrado anteriormente y la manteca de mango, suelen ser muy afines a cualquier cabello y no dan ese resultado, al contrario, la hebra enseguida se moja e incluso puedes ir desenredando el cabello con el.


Si tienes un cabello muy estropeado, prueba a poner una pequeña cantidad de aceite o manteca al salir de la ducha, a modo de sérum, muy poquita cantidad para que no te de peso ni sensación grasa, te hará una pequeña barrera protectora y a su vez retendrá mejor la hidratación en tu cabello, cuidado con las mantecas cuando llegue el frío! podría llegar a solidificar en el cabello y dejarte una sensación de suciedad muy desagradable…te lo digo por experiencia, jeje.


Durante un mes…prueba a aplicar aceite la noche anterior a cada lavado, observa tu cabello en el día 1 y vuelve a observarlo al acabar el mes, tu misma verás si merece o no la pena, estoy segura de que seguirás usándolo, al menos de manera semanal!


Banner Kemio Argán
close

2 comentarios en “Cabello dañado por el verano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra