Cepillado del cabello

Algo que todos hacemos, hay quienes de manera diaria, otras personas varias veces al día, y otras solo cuando se lavan el cabello.

Un proceso que nos acompaña a lo largo de los años y que es importante hacerlo de manera adecuada y con las herramientas adecuadas.

¿Cómo peinas tu cabello?

Hay que hacerlo con cuidado, sin prisas y sin fuerza, empezando por las puntas y subiendo hasta la raíz, de esta manera iremos eliminando los nudos que nos vamos encontrando de uno en uno, si empezamos desde la raíz, solo los arrastramos y los vamos uniendo con los nudos que hay mas bajos, creando así nudos más grandes, lo cual genera más probabilidades de romper la hebra, en definitiva…de dañar el cabello.

Si tienes el cabello liso y seco, es muy buena opción cepillar tu cabello dos veces al día, por la mañana y por la noche, de esta manera arrastrarás los aceites naturales de tu cuero cabelludo por los largos, y de esta manera nutrirás tu cabello diariamente sin ensuciarlo.

Si por el contrario tienes el cabello rizado, sabrás que la mejor opción es peinarlo en la ducha o al salir de la misma, ya que el agua nos ayuda a retirar mejor los nudos, aunque también es una buena opción hacerlo junto antes de entrar en la ducha, con mucho cuidado y delicadeza.

¿Con qué peinas tu cabello?

La mayoría tendréis un peine de plástico, o el primer cepillo que os gustó visualmente, pero son herramientas que no son las más recomendadas para nuestro cabello.

Los peines y cepillos de plástico se hacen en moldes, esto hace que sus acabados no sean perfectos y pueden tener imperfecciones, las cuales se enganchan en el cabello y nos producen tirones, también nos producen electricidad estática por su material, y poco a poco nos resecan el cabello. Sin contar el impacto medioambiental.

El mejor material para peinar nuestro cabello es la madera, una fibra natural que respeta nuestra hebra, no nos produce electricidad estática y con su uso, estimulará el crecimiento del cabello, el brillo y la suavidad del mismo.

También está la opción de un cepillo de cerdas de jabalí, seguro que lo habéis oído muchas veces, mi padre y mi abuela lo usaban, ya que se remontan a más de 200 años, al ser de fibra animal, y por lo tanto natural como la madera y no sintéticas como el plástico, los ofrecen los mismos beneficios que los de madera, sumándole que gracias a sus cerdas, el desenredado es más fácil y respetuoso y también ayudan mejor a distribuir los aceites por el cabello, ya sean los naturales que nosotros producimos, o si nos damos un baño de aceite.

¿Qué peine o cepillo usar?

Si tienes el cabello liso lo que mejor te funcionará es un cepillo, con el desenredarás y a la ves masajearás el cuero cabelludo y distribuirás los aceites naturales del mismo.

Si tienes el cabello fino, a pesar de tenerlo liso, quizás sería más recomendable un peine de púas finas, de esta manera accederás mejor a los nudos para poder quitarlos con delicadeza.

A las chicas de cabello rizado nos van mejor los peines de cerdas gordas, de esta manera nuestros rizos se deshacen menos y es la manera más respetuosa de peinarlo.

Yo en la actualidad tengo dos, un peine de madera, de estos tipo tenedor, que tiene las púas gordas, y un cepillo de madera de bambú, pero este apenas lo utilizo ya que no me resulta cómodo con mi tipo de cabello.


Una vez más, notarás la diferencia.


Banner Kemio Argán
close

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra