Romero, el gran aliado del otoño

Estamos en época de caída, nos metemos en la ducha y al salir y desenredar nos asustamos al ver las manos o el peine lleno de pelos.

Es normal, se juntan factores como el daño que se ha producido por el sol; que nos vemos afectados por las variaciones de la luz propias de esta época; también la relacionan con cambios en el efluvio telógeno debido a estos cambios de luz, o lo que es lo mismo, que algunos cabellos se saltan la fase Anágena o crecimiento y pasan a la fase telógena o reposo, que es cuando el cabello se cae; e incluso el propio estrés de la vuelta a la rutina.

Pero a pesar de ser una caída normal, podemos ayudar a que no sea tan excesiva, y aquí es donde entra en juego el protagonista de hoy, el romero.

El romero es un estimulante natural que vigoriza el cuero cabelludo, ya que a la vez que activa el flujo sanguíneo, nos aporta nutrientes y los folículos pilosos se estimulan.

Tiene propiedades antifúngicas, las cuales combaten afecciones en el cuero cabelludo como puede ser la caspa o exceso de grasa, ya que a veces son provocadas por la existencia de hongos.

Es rico en vitaminas y minerales que nos ayudan a fortalecer el cabello y así evitar la rotura, a la vez que nos proporcionan brillo.

Está asociado a la prevención de alopecias, gracias a ayudar a crecer el cabello de manera mas fuerte.

Con su uso prolongado, podemos oscurecer las primeras canas, gracias a la suave pigmentación que puede hacer.

Vamos a ver algunas maneras de aprovecharnos de los beneficios de esta planta.

  • Infusión de romero

Para ella necesitarás una taza de agua y una cucharada de hojas de romero, o mejor aún, dos o tres ramas de la planta.

Su preparación es muy sencilla, solo tienes que llevar agua a hervir, preferentemente en un cazo, y cuando alcance el punto de ebullición agregar las hojas de romero, apagar el fuego y tapar el cazo, es importante que el recipiente en el que hagas la infusión pueda taparse por completo, para que infusione bien y no se evaporen los aceites esenciales que suelte el romero; ahora solo queda esperar a que enfríe.

Una vez esté fría puedes utilizar la infusión de diferentes maneras:

  1. Aplicándola en el cabello seco, hasta mojarlo en su totalidad y dejarlo secar antes de lavar.
  2. Como último enjuague al salir de la ducha, ya sea aclarando después o dejándola sin aclarar.
  3. Para humedecer el cabello entre lavados si se necesitan refrescar los rizos.
  4. Como agua para humedecer el cuero cabelludo a la hora de hacer masajes capilares.
  • Aceite macerado

Para hacer el aceite macerado solo necesitas dos ingredientes: aceite y romero. El aceite puede ser el que mejor te funcione, pero te recomiendo que sea el de oliva virgen extra o el de ricino.

Su elaboración es muy sencilla, aunque no rápida.

Hay que introducir el romero en un bote de cristal, a mi me gusta utilizar romero fresco, con ramas, hojas y si tiene flores, también. El romero tiene que estar limpio pero bien seco, es importante secarlo con papel absorbente o dejarlo unos días colgado para evitar al máximo la humedad, una vez en el bote lo rellenas con el aceite que hayas elegido, hasta cubrir.

Ahora hay que dejarlo reposar 40 días, agitándolo preferiblemente todos los días, una vez pasado el tiempo se retiran las ramas y ya está listo el aceite.

Para usarlo como tratamiento, cada vez que vayas a lavar el cabello, vas a hacer un buen masaje en el cuero cabelludo con el aceite, asegurándote de mojar bien toda la superficie y poniendo consciencia en el masaje, activando bien la circulación; después dejas reposar mínimo 30 minutos antes de lavar.

Para poder aprovecharte de sus beneficios te recomiendo que lo hagas durante esta época de caída (que suele remitir en noviembre), cada vez que vayas a lavar. Puede dar pereza, pero se necesita constancia para ver resultados.


Hay que tener en cuenta que es natural que el cabello se caiga en esta época, y que no vamos a revertir la caída en su totalidad, es algo que tienes que tener presente. Pero si podemos hacer que nuestro cuero cabelludo y folículos estén lo más sanos posibles para amortiguar los efectos del otoño.

Recuerda alimentarte bien y estar bien hidratada/o, y en el caso de ser una caída desmesurada o notar que el cabello no se regenera, acudir al medico para controlar posibles anomalías.


Banner Kemio Argán
close

8 comentarios en “Romero, el gran aliado del otoño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra