Vacaciones

Y un año más, llegó la época de vacaciones.

Los niños sin cole, los adultos en plena campaña de vacaciones, las maletas por el suelo y eligiendo si vamos a la playa, montaña o nos quedamos en casa.

Sea como sea nuestro verano, la mayoría tenemos un factor común, las pocas ganas y poco tiempo de cuidar el cabello. Ya sea por calor, por comodidad, por estar siempre a remojo o simplemente porque decidimos emplear nuestro tiempo en cosas más importantes, en esta época del año todos descuidamos nuestro cabello.

Hoy vengo a darte un par de “tips” que no te quitarán prácticamente tiempo y que si los pones en practica, tu cabello los agradecerá.

  • Eres de las que en vez de café toma infusión? prepara un poco más de cantidad y una vez fría, puedes usarla para el cabello. Si la pones en un pulverizador, puedes usarla para mojar el cabello cada vez que tengas calor y te apetezca refrescarte, llevarla a la playa o piscina también es una buena opción para usarla después del baño.

Recuerda que las plantas están llenas de vitaminas y minerales que tu cabello absorberá y agradecerá.

  • Llegas tarde a casa, cansada y sin ningún tipo de ganas de meterte a la ducha para lavar tu cabello, pero sabes que deberías de hacerlo, no importa, date ese descanso, aprovecha que tienes que lavarlo para ponerte tu aceite preferido, para esta época los de almendras, argán o semillas de uva son especialmente interesantes, hazte un moño y a la cama a descansar, durante toda la noche el cabello absorberá las propiedades del aceite, y esa grasa que nos aporta nos viene genial para esta época del año en la que tanto se deshidrata el cabello.

Por la mañana solo tienes que lavar como de costumbre y estarás lista para empezar el día llena de energía gracias a esa ducha.

  • Estás en casa, bajo el aire acondicionado, viendo tu serie o película favorita. Seguro que en tu cajón de productos capilares hay un acondicionador o mascarilla que nunca usas, sea por el motivo que sea, que te parece aplicarla en el cabello seco mientras ves la tele? de esta manera en ese ratito el cabello absorberá sus propiedades. Seguramente no la usas porque no acaba de convencerte, no te preocupes, al lavar el cabello se eliminarán todos los restos de la mascarilla y tu cabello solo se quedará con esa hidratación que le ha aportado y de paso, le das uso hasta que la termines.

Como ves, son tres pequeños gestos que a penas te quitarán unos minutos, pero que aportarán un extra a tu cabello, que en esta época del año nunca viene mal, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestras rutinas son más rápidas y sencillas.

Si por el contrario el verano no te supone un cambio en cuanto a tu rutina capilar, y sigues dedicándole tiempo y mimos, te dejo una mascarilla que te aportará fuerza y protegerá tu cabello del calor.

Ingredientes.

  • Entre 50 y 100g de Cassia, depende del largo de tu cabello.
  • 1 cucharada de semillas de lino.
  • 1 taza grande de agua.
  • manzanilla y caléndula, una cucharada de cada.
  • 1 cucharada generosa de tu aceite favorito.

Elaboración.

  • Separa un poco del agua, llévala al fuego y cuando rompa a hervir, apaga el fuego, añade la manzanilla y caléndula y tapa con un platito si no lo haces en tetera, deja reposar unos 10 minutos.
  • Mientras reposa la infusión, coloca el resto de agua en el fuego y añade las semillas de lino, hay que dejar hervir hasta que las semillas empiecen a soltar el gel, aproximadamente 5-7 minutos, cuela inmediatamente.
  • En un recipiente añadimos la Cassia y la infusión de manzanilla y caléndula, hay que añadir poca cantidad, la justa para hacer un barro espeso pero sin grumos y que la totalidad de la Cassia quede mojada, este paso es para facilitar la incorporación del gel, ya que de lo contrario cuesta mucho obtener una crema homogénea.
  • Añadimos el gel de lino, poco a poco, para poder integrarlo bien, hasta conseguir una textura como de yogur y sin grumos, si en este paso ves que tienes grumos, tapa la preparación con papel de plata, film o encerado, y déjalo reposar unos 10 minutos, en este tiempo esos grumos se hidratarán con el calor y el vapor que genera y después será mucho más fácil que se disuelvan.
  • Añade el aceite, queremos que al añadirlo se vuelva una preparación jugosa, que brille, que se note la presencia del aceite, puedes usar el aceite que más te guste, incluso una manteca si tu cabello es muy seco.

Aplicación.

Antes de lavar, aplica la cataplasma por todo el cabello, si lo tienes liso puedes hacerlo con el cabello seco, si lo tienes rizado probablemente te sea más cómodo si lo humedeces un poco.

Aplica de raíz a puntas de manera generosa, que el cabello quede bien impregnado, tapa con un gorrito o papel film y deja reposar 1 hora, después lava como de costumbre.

La Cassia es una maravillosa planta que no solo nos aporta fuerza, si no que blinda nuestro cabello de las agresiones externas, lo protege de los rayos solares y del calor.


Disfruta del verano.


Banner Kemio Argán
close

1 comentario en “Vacaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra