Vuelta de vacaciones

¿Quién más de aquí ha vuelto de vacaciones?

La vuelta de vacaciones siempre supone un esfuerzo tanto físico como psicológico, por lo que nunca viene mal mimarnos un poquito para llevar la vuelta al trabajo de una manera más amena.

Hayas estado en la playa o en la montaña, con estos días de calor que hemos tenido el cabello sufre, aire muy cálido y sol constante que nos deshidrata la melena.

Vamos a hacer una mascarilla de manera rápida para devolverle un poco ese vigor que ha perdido.

Aloe vera.

Un viejo conocido, te he hablado de el en varias ocasiones, y es que es un ingrediente altamente hidratante y que gracias a su variedad de nutrientes ayuda a regenerar el cabello.

También es calmante, por lo que beneficiará a aquellas personas con suero cabelludo sensible o irritado.

Nos va a aportar el agua que nuestro cabello necesita y lo va a llenar de vitaminas y nutrientes para recuperar su belleza.

Puedes usar una penca de aloe vera directamente cogida de la planta, o bien un gel de aloe vera que hayas comprado, recuerda siempre que sea lo más natural posible y que su ingrediente principal sea el propio aloe y no agua, os recomiendo uno que venden en Mercadona de la marca Atlantia.

Manteca de Karité.

También os he hablado en alguna ocasión de ella, y es que es una grasa que nos aporta muchos beneficios al cabello.

Nos aporta suavidad, elasticidad, nutrición y protege el cabello contra la deshidratación.

Al ser una grasa nos aporta esa oleosidad que necesita el cabello para estar flexible y por lo tanto que no se rompa y a su vez, consigue retener la humedad durante más tiempo dentro de la hebra, evitando así su deshidratación.

La manteca se puede encontrar tanto refinada como sin refinar, a pesar de que la pura tenga un olor un tanto peculiar, que no a todo el mundo agrada, yo os recomiendo usarla de esta manera, ya que así conserva todas sus propiedades.


Para realizar la mascarilla simplemente necesitas estos dos ingredientes, mas o menos a partes iguales.

Como sabrás, el agua y el aceite son dos componentes que no ligan y en esta ocasión nos encontramos con un ingrediente acuoso como el aloe vera, y uno oleoso como el aceite, pero no te preocupes…seguro que más de una vez has hecho un aliño para la ensalada 🙂

Puesto que la manteca la encontramos en un formato solido, la ponemos en un recipiente y agregamos el aloe vera, como comentaba la proporción es a partes iguales, pero no te preocupes, no necesitas una medida exacta, no hay que complicarse.

Y con ayuda de un tenedor vamos mezclando, enseguida empezarán a unirse y a crearse esa textura como de aliño de ensalada, ahora con el calor la manteca nos facilita mucho la tarea.

Con el cabello seco, vamos haciendo porciones y la vamos aplicando en toda la longitud de la melena, incluso en raíces, una vez aplicada en todo el cabello, se deja reposar alrededor de una hora, preferiblemente tapándola con un gorrito, para que nos aporte calor, después simplemente hay que lavar como de costumbre.


Depende de la salud de tu cabello puedes realizar esta mascarilla con más o menos asiduidad.

Si tu cabello es muy seco, o muy rizado, puedes aplicarla de manera semanal.

Si tu cabello está equilibrado, muy liso o fino, te recomiendo que la uses de manera esporádica, en aquellas ocasiones que veas el cabello apagado o cuando te apetezca aportar un buen chute de vitaminas y nutrientes.

Si tienes el cabello graso, no tienes que renunciar a esta mascarilla, simplemente lava luego bien, quizás necesites una enjabonada extra pero una vez lavado, no te aportará grasa, sin embargo…tu cabello habrá absorbido todos sus beneficios.


Si optas por usar una penca de aloe vera de la planta, te doy unos consejos para usarla:

  • Córtala la noche anterior a usarla y ponla en un vaso lleno de agua, con el culo (la zona que has cortado) dentro del agua, de esta manera eliminas la Aloina, una sustancia del propio aloe que puede producir alergias, verás que el agua sale con color.
  • Yo te recomiendo partir la penca por la mitad a lo largo, y extraer el gel con un tenedor, quizás sea algo más pringoso e incomodo, pero te evitas tener que pasarlo por una gasa para quitar los trocitos que quedan al batirlo, ya que esos trocitos luego son difíciles de quitar del cabello.
  • Si te sobra aloe guárdalo en la nevera, prueba a usarlo en el rostro!!

Una mascarilla muy sencilla y con muy pocos ingredientes, pero muy resultona.

No solo puedes usarla para el cabello, tu cuerpo también se beneficiará de sus propiedades, sobre todo después de una jornada de sol.


Ya te has hecho con mi guía de cuidado natural?

En ella vas a encontrar un montón de información, de manera muy esquemática y clara, sobre las propiedades de diferentes ingredientes, y como no, viene con recetas para que puedas llevar a la práctica lo aprendido.

Ahora puedes encontrarla en dos formatos:

  • Físico, en el que he añadido páginas para que puedas añadir todas las notaciones que quieras, ya que es una guía pensada para aprender.
  • Electrónico, ahora con bajada de precio definitivo debido a la demanda de hacerlo en formato físico.

Productos – Moonpello (curlymoonpello.com)


Banner Kemio Argán
close

2 comentarios en “Vuelta de vacaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra